Orlando enamorado, M.M. Boiardo,

(1483, 60 cantos en 2 libros; 1495, 69 cantos en tres libros) poema en octava rima dividido en tres partes (29, 31 y 9 cantos respectivamente), de las cuales la última quedó incom­pleta.

Angélica, la bellísima hija del rey de Catay, llega a la corte de Carlomagno acompañada de su hermano Argalia, que desafía a todos los guerreros que pretenden su mano. El pacto consiste en que el vencedor tendrá a An­gélica, pero cuando Ferragunto mata a Argalia, la bella se niega a aceptar el acuerdo y escapa hacia Oriente, per­seguida por todos los paladines enamorados de ella, in­cluidos el austero Orlando y Rinaldo.

En el bosque de las Árdenas Rinaldo, sin embargo, bebe en la fuente del odio y a partir de entonces huye de Angélica que, por el contrario, lo persigue enamorada al haber bebido en la del amor. También el sarraceno Agricane ama a Angéli­ca: por ella establece el cerco a Albracá y allí encuentra la muerte a manos de Orlando. Entre tanto Agramante, rey de los moros, desencadena la guerra en Francia, acompañado de ferocísimos guerreros: Gradasso, Ruggiero, Ferraù y Rodomonte.

Angélica continúa la perse­cución de su amado Rinaldo, siempre protegida por el fiel Orlando; pero en el bosque de las Ardenas se renue­va el encantamiento de las fuentes, aunque esta vez a la inversa: ahora Rinaldo ama a Angélica y ella lo rehúye. Por amor a ella Orlando y Rinaldo se retan a duelo en París: Carlomagno los separa, entregando a Angélica a la custodia del duque Namo, y prometiéndola a aquel que más valerosamente combata a los sarracenos. Aquí se interrumpe el poema.