Los Prófugos de Parga, Giovanni Berchet

[I Profughi di Parga]. Breve poema en variedad de metros de Giovanni Berchet (1783-1851), compuesto en 1821, y presentado al público dos años después con introducción de Claude Fauriel.

Parga es una ciudad de Albania, junto al mar Jónico, bajo la protección de Inglaterra desde 1815 y entregada des­pués al bajá de Janina en 1819. De aquí la inspiración de la obra: exaltación de un pue­blo que combate por la patria y la fe, y que hasta en el destierro, reafirma su nobleza y sus tradiciones. El poema está dividido en tres partes: «La desesperación», «El relato», «La abominación». La trama es bastante in­genua: un ciudadano de Parga, no pudiendo soportar el dolor por la patria perdida, se arroja al mar, pero es salvado por un oficial inglés, quien pregunta a la desolada esposa del patriota la causa de tanta desesperación.

Aquella mujer narra la lucha y la victo­ria, la llegada de los soldados de Ali Bajá, el abandono de la isla y de las cosas más queridas. Compadecido, el inglés intenta socorrer al patriota en medio de las angus­tias a que lo reduce una infame política; pero el patriota rehúsa. Berchet se propuso aquí representar la rebelión frente a un bajo mercadeo, el orgullo de quien no acepta pactos con el enemigo, la protesta contra la Santa Alianza. Débil en su estructura y en la caracterización de los personajes, la obra vive gracias al particular tono lírico de Berchet, quien supo transformar la an­gustiada evocación y el individualismo des­engañado y rebelde del romanticismo nór­dico en la ansiedad, y el apasionado sentido de fraternidad propios del romanticismo de los pueblos irredentos.

M. Maggi

Hay aquí un alma que arde, que necesita expresar sus sentimientos en formas nue­vas. (De Sanctis)