Los Comediantes sin Saberlo, Honoré de Balzac

[Les comédiens sans le savoir]. Cuento de Honoré de Balzac (1799-1850), publicado en 1846. La breve narración, construida casi según la técnica de la moderna «revista» teatral, se basa en una trama sencillísima. El señor Sil­vestre Palafox-Castel-Gazonal, hidalgo pro­vinciano, pequeño industrial del Rosellón, ha ido a París para un pleito que tiene con la administración de su provincia. El buen hombre recuerda que tiene en París un pri­mo lejano, León De Lora, que se ha conver­tido en el pintor de moda de la capital, y recurre a él en busca de una recomendación cerca del Gobierno. Éste consigue satisfacerlo; pero, entretanto, sorprendido por la pintoresca ingenuidad de Gazonal, se une con su amigo Bixou, el famoso caricaturista, y se da el gustazo de pasear durante un par de días al primo por los ambientes más ca­racterísticos de la capital; así, Gazonal ve un salón aristocrático, se relaciona con el mundo de las actrices y de las cortesanas de lujo, con un sombrerero escritor y filóso­fo, con una quiromántica que suele ser con­sultada por los ministros, entra por un ins­tante en el ambiente del periodismo, en el que entrevé con estupor sus complicadas in­trigas, oye discurrir con aturdidora elocuen­cia a una especie de rey de los peluqueros satisfecho de su arte, y por fin a un pedicu­ro doctrinario de la revolución social. La in­geniosa obra fue para Balzac poco más que un juego; pero esta pequeña multitud de charlatanes entusiastas y de astutos especu­ladores se agita en sus páginas con viveza extraordinaria; y las observaciones de este sentencioso escritor tienen todavía un gran interés para la historia de las costumbres.

M. Bonfantini