Emma, Jane Austen

Novela publicada anóni­mamente en 1816. Emma es huérfana de madre y vive sola con su padre, Mr. Wood- house, a menudo enfermo. Dueña absoluta de la casa, después de los matrimonios de la institutriz y de su hermana, se siente muy importante y trata de dirigir el pe­queño mundo que la rodea con una buena voluntad algo dominante y presuntuosa. Así, quisiera arreglar, para una jovencita que ha acogido en la casa como compañera, En­riqueta Smith, un buen matrimonio con Mr. Elton, el joven pastor del lugar; pero éste, interpretando mal sus amabilidades, pide la mano de Emma y es rechazado. Francisco Churchill, hijastro de la institu­triz de Emma, secretamente prometido con Juana Fairfax, para ocultar su compromiso se muestra lleno de atenciones hacia Emma, que cree estar enamorada de él.

Pero el noviazgo secreto se hace público y la mu­chacha sufre una nueva humillación. Pero sufre más todavía cuando advierte que En­riqueta espera casarse con Mr. Knightley, una de las pocas personas que ve los de­fectos de Emma y se atreve a reprochárselos y a quien Emma precisamente ahora se da cuenta de que ama de verdad. Pero Knightley pide a Emma en matrimonio y Enriqueta consiente en casarse con Roberto Martin, rechazado por primera vez por con­sejo de Emma, que le consideraba un par­tido demasiado modesto.

Todo el interés de la obra se centra, pues, en la protagonista, cuyo carácter trazó Austen muy hábilmen­te y con humana veracidad: representante típica de las jóvenes de la alta y media burguesía y de la pequeña nobleza, orgullosas, algo dominantes, pero de buen cora­zón y dispuestas siempre a superarse, el tipo, en fin, que Austen tanto amaba. Como en las demás novelas de su edad madura, El Parque de Mansfield (v.) y Persuasión (v.), se nota en ésta menos viveza, menos habilidad que en las primeras obras de la escritora, lo que está, empero, compensado por una mayor experiencia moral.

S. Rosati