Elegías de Calino

De este antiquísimo poeta, que vivió en Éfeso, en el Asia Menor, durante la primera mitad del siglo VII a. de C., quedan sólo cuatro fragmentos en metro elegiaco, el más notable de los cua­les (fr. 1) advierte a sus conciudadanos de la amenaza de una invasión por parte de los cimerios y los trerios, y les exhorta con apasionado vigor a levantarse en defensa de la patria.

Bello es para el hombre luchar por la propia tierra, por los hijos y la mu­jer; bello es morir en el campo de batalla. La común derivación homérica, que ofrecía para este género de exhortaciones al valor conceptos y expresiones fácilmente transferibles del mito a las necesidades de la vida real, hace que las elegías de Calino se pa­rezcan a las más conocidas, pero análogas, de Tirteo.

A. Bambrilla