El que Recibe las Bofetadas, Leonid Nikolaevic Andreev

[Tof kto polucaet posceciny]. Drama ruso en cuatro actos de (Leónidas Andreiev, 1871-1919), representa­do en 1917. Se trata de un payaso, un es­critor famoso que, traicionado por su mu­jer, quiso huir del mundo y volver a encon­trar un sentido de la vida haciendo reír a los demás y riéndose él de los demás y de sí mismo; su número, que adquiere un va­lor simbólico, consiste en dejarse abofetear, riéndose de esta manera de la continua ofensa de la vida. Entre los artistas sobre­sale la caballista Consuelo, hija del conde Mancini, arruinado y charlatán. Éste quiere que su hija se case con un anciano y rico barón, pero el payaso ama a Consuelo, y antes que cederla al barón, se envenena a sí mismo y a ella el mismo día de los des­posorios.

El barón se suicida. En este drama el simbolismo de Andreiev, mejor equili­brado con la realidad, alcanza una poesía más inmediata. A pesar de que cada perso­naje tiende a representar un tipo universal, mantiene una personalidad propia y carac­terística; así el diálogo alcanza un singu­lar efecto, gracias a su constante lirismo y al apoyo que la vacilante perplejidad de las almas busca en motivos de belleza y de armonía, sacados del paganismo clásico. El hombre enamorado quiere en su sueño que Consuelo sea Venus, que ha bajado entre los hombres, y que él mismo sea una vieja deidad, indeciso entre la tierra y el Olimpo. Antes que ver a Venus presa de un viejo libertino, él la matará, muriendo con ella. [Trad. española por Cristóbal de Castro (Madrid, 1929)].

G. Kraisky