El Amigo Manso, Benito Pérez Galdós

Novela del escritor Benito Pérez Galdós (1843-1920), publicada en 1882. Máximo Manso (el apellido está puesto adrede) es un joven estudiante de filosofía que tras haberse arrancado, en la ideal compañía de filósofos y problemas, de la vulgaridad diaria de la existencia, se ve sometido a una serie de ataques burlones por parte del destino, que le hacen perder la tranquilidad y la vida. El origen de la tragedia se halla en las relaciones que el filósofo tiene naturalmente con sus seme­jantes y en las que establece con su pro­pio discípulo y con una joven a la que ha favorecido. Desde el momento en que se desencadena contra Máximo la ofensiva de los afectos y de los intereses humanos, su vida asume un ritmo alocado, cómico y trá­gico al mismo tiempo. La novela puede pa­recer impulsada por el pesimismo, pero evi­dentemente sucede así sólo porque es el mismo Manso quien narra sus propias vi­cisitudes: las personas que en su altruismo forzado de hombre débil se convierten en auténticos perseguidores, son en realidad hombres y mujeres iguales a mil más: ni buenos ni malos. Queriendo extraer un do­ble sentido de la narración agridulce de Galdós, habría que concluir que el mal es una entidad sin fisonomía propia, que re­sulta no ya de una categoría trascendente, sino de la pluralidad de las existencias y exigencias humanas. Pero evidentemente el novelista no se ha planteado siquiera este problema y el curioso argumento ha sido para él sólo un pretexto para hacer desfilar ante los ojos del lector una multi­tud de tipos y figuras creadas con tal arte que, cuando no se piensa en Balzac, re­cuerdan a Dickens.

A. R. Ferrarin