Doncella del pelo castaño

[The Nut-browne Mayd]. Es una de las más anti­guas y célebres baladas inglesas, escrita probablemente en el siglo XV y publicada en 1765 por Thomas Percy (1729-1811) en sus Reliquias de la antigua poesía inglesa, (v.). Es un diálogo entre un joven y su no­via, «la doncella del pelo castaño». El hom­bre le anuncia que, habiendo cometido una grave falta, se ve obligado a huir para evitar una muerte ignominiosa y por eso viene a despedirse antes de convertirse en un bandido; como la muchacha llora y se desespera, trata de alentarla, diciendo que cuando pase algún tiempo, podrá olvidarle y ser todavía feliz. Ella le contesta que no puede vivir sin él, que le seguirá al ver­de bosque y estará siempre a su lado en cualquier peligro. Inútilmente trata el joven de disuadirla.

La muchacha no se asusta por nada; con tal de estar con él, afrontará no sólo el escándalo, al que es indiferente, sino también los sufrimientos y los peli­gros. El joven trata de hacerle cambiar de propósito diciendo que le aguarda otra enamorada en el bosque, pero la muchacha, con tal de vivir junto a él, acepta hasta la presencia de otra, de cien más, siempre que se le conceda ser una de ellas. Entonces el hombre, conmovido por tanta fidelidad, le revela que no es verdad lo que le ha di­cho: que no es un bandido, sino el hijo de un noble conde, y que en lugar de huir al bosque, la llevará como esposa a su rico y espléndido dominio. El autor concluye con un elogio del amor y de la fidelidad fe­menina, con frecuencia injustamente ca­lumniada por los hombres. Y un grito de amor apasionado e invencible sirve de estri­billo al fin de cada estrofa, repitiendo la declaración ardiente de la mujer: «De to­das las cosas del mundo, mi corazón te ama solamente a ti» [«For, in my minde, of all mankynde I love but you alone»]. Prior tomó este motivo, diluido y teorizado, para su poema Henry and Emma.

A. Próspero Marchesini