Cinco Cantos, Ludovico Ariosto

[Cinque canti]. Obra poética de Ludovico Ariosto (1474-1533), que el autor no acabó y que se publicó des­pués de su muerte. Es un fragmento episó­dico que se relaciona con el argumento del Orlando Furioso (v.), aunque puede consti­tuir una parte por sí solo o iniciar un nue­vo poema. Se cree que fue separado de la composición principal para no romper su armoniosa trabazón. El argumento de los Cinco cantos es la famosa traición de Ganelón de Maguncia (v.) en Roncesvalles. Este personaje, que en el Furioso no apa­rece, se halla en los Cinco cantos como de refilón y como instrumento de la venganza de los Hados. Alcina (v.), furiosa porque Ruggiero ha sido desposeído de su poder, jura la ruina de Carlomagno (v.) y de su corte y a este fin se sirve de Ganelón (I). Varios enemigos se mueven contra Carlo­magno, pero les vence a todos, y durante el asedio de Praga manda a Orlando (v.) al Lacio (II). Ganelón urde la traición entre­tanto: Rinaldo (v.), engañado por unas car­tas falsificadas, se rebela contra Carlomag­no, Orlando defiende a Bradamante (v.), que ha hecho prisionero a Ganelón (III). Mientras se intenta liberar a Ganelón, Rug­giero y Astolfo (v.) combaten contra otros rebeldes y, durante la lucha, Ruggiero salta incautamente al mar y Alcina lo aprisiona dentro del vientre de una ballena (IV). Ri­naldo y Orlando se baten entre sí, Carlo­magno cae al río en la defensa de un puen­te, pero es salvado por su caballo. En este punto se interrumpe el fragmento. La obra, desigual y variadamente dispuesta, tiene, sin embargo, episodios bien cuidados en sus detalles. El largo fragmento fue con fre­cuencia publicado a continuación del Orlan­do Furioso o aparte, con los argumentos en octava rima de Lodovico Dolce o con las alegorías de Tommaso Porcacchi. Su cono­cimiento puede ser útil, junto con el co­nocimiento de otros fragmentos de Ariosto, como demostración del método seguido por el autor en la composición de nuevas fábu­las, en la construcción de la estrofa y del verso.

C. Cordié