Carta a Francesco Crispi, Giuseppe Mazzini

[Lettera a Francesco Crispí]. Escrita por Giuseppe Mazzini (1805-1872), lleva la fecha de di­ciembre de 1864, y fue publicada en el pe­riódico «Il Dovere» el 28 de enero de 1865. Francesco Crispí, el 18 de noviembre del año 1864, hablando en la Cámara, había proclamado como suya la bandera de «Ita­lia y Víctor Manuel», y había añadido que quien levantara otra bandera no quería la libertad de Italia. En estas palabras se siente acusado Mazzini y se defiende declarando haber adorado la unidad de la Patria y haberla predicado siempre durante treinta y dos años. Afirma una vez más su des­confianza en la fuerza unificadora de la monarquía, porque ésta, en lugar de los principios, ha adoptado el método del opor­tunismo, contra el cual los nombres de la izquierda, que habían aceptado formar parte de la cámara, tenían la misión de reprobar toda violación abierta de aquel estatuto, que era considerado arca de libertad. Ve- necia y Roma deben ser conquistadas con, sin o contra la monarquía. Por culpa de la doctrina del oportunismo la situación moral del pueblo italiano, bueno pero in­educado, es lastimosa, porque los ejemplos que la Italia naciente tiene ante sí, no pue­den llevarlo más que a la desconfianza pasiva y al egoísmo hipócrita, vicios que deshonran a las naciones moribundas. Es ridículo adoptar en la Cámara la fina pos­tura de los parlamentarios ingleses, teniendo a los extranjeros en casa; en la Cámara in­glesa los diputados son llamados a conje­turar sosegadamente las consecuencias prác­ticas de los principios seguidos en el país durante largas generaciones, pero sus dis­cursos tendrían, sin duda, un tono diferen­te si tuvieran a los austríacos en Edim­burgo, a los franceses en Liverpool, y al Papa en Dublín. La monarquía, tal como está en Italia, corrompe, y la corrupción es principio supremo de disolución; y sería de desear que cambien de actitudes y sis­temas, y todos le seguirían.

B. Ceva