Carmen en Loor de Bérgamo, Mosé del Brolo

[Líber Pergaminus o Carmen de laudibus Pergami]. Poema latino, compuesto en Constantinopla en la primera mitad del si­glo XII, tal vez hacia 1120, por Mosé del Brolo (siglo XII), natural de Bérgamo, a requerimientos del emperador Juan II Comneno, ansioso de conocer la ciudad tan ama­da por el docto Mosé. El autor, que ya en una carta a su hermano, preboste de San Alejandro de Bérgamo, había expresado su amor por su ciudad natal, la manifiesta más claramente aún en los 372 versos que com­ponen el Pergaminus. La obra consta de tres partes, de las cuales se halla incom­pleta la última. Las dos primeras, de 150 versos cada una, comienzan con una invo­cación a Dios y terminan con una despe­dida a la Musa; la tercera, sólo de 72 ver­sos, si bien se trata únicamente del comien­zo, se interrumpe bruscamente. La primera parte contiene, tras una breve alusión a la fundación de Bérgamo por Breno, caudillo de los galos, la descripción de su territorio; la segunda parte, la descripción de la ciu­dad misma. En la tercera parte son men­cionados los héroes que hicieron célebre a la ciudad: Breno, el mítico fundador, y Fabio, de la estirpe de los trescientos caídos en Cremera, al cual Mosé atribuye la más bella virtud. La obra, con la cual Mosé es­peraba asegurar la inmortalidad para sí y una amplia resonancia para su ciudad natal, se acerca, por su forma, lenguaje y estilo, a las de la latinidad clásica: se no­tan numerosas reminiscencias de Virgilio y Ovidio, de los cuales se deriva, y no pocas referencias mitológicas. En cuanto concier­ne al verso, es de notar el empleo de la rima y del hexámetro con «cauda». Son encantadoras las descripciones, y denota un profundo sentimiento de la naturaleza. El Liber Pergaminus fue publicado por Muratori en el libro V del Rerum italicarum scriptores (v.).

A. Cutolo