Carmen Saliar

[Carmen saliare]. Los Salios, sacerdotes de la danza, que cele­braban el culto de Marte, de Hércules y de otras divinidades, eran doce, tantos como los sagrados escudos que custodiaban, en­tre los cuales uno se suponía caído del cielo. En el mes de marzo recorrían la ciudad en solemne procesión, y, cantando sus him­nos y bailando sus danzas, golpeaban los escudos. Estos cantos, de los cuales sólo quedan tres oscuros fragmentos, son el do­cumento más antiguo de poesía religiosa de carácter bélico, y, en contraposición al Carmen Arval (v.), de carácter agrario, re­flejan la atmósfera de guerra, típica de las primaveras sacras, entre los varios pueblos itálicos.

F. Della Corte