Cancionero de López Maldonado

Obra del poeta y músico Gabriel López Maldona­do (segunda mitad del siglo XVI-principios del siglo XVII), publicada en Madrid en 1568. López Maldonado poetiza, en tono menor, los temas vigentes en la poesía es­pañola de la época. La obra consta de dos partes. La primera incluye las composicio­nes de carácter popular y arte menor: ro­mances, coplas, villancicos y letrillas; la se­gunda, las de arte mayor: canciones, sone­tos, églogas, elegías (una de ellas dedicada a don Juan de Austria), epístolas, octavas, tercetos y sextinas. La mayor parte de estas composiciones están dedicadas y tratan de amigos suyos: Cervantes, Espinel, Padi­lla, etc. El nombre de López Maldonado está justificado, en la historia, más que por el valor intrínseco de su poesía, por las ci­tas de que fue objeto por parte de Vicente Espinel, en el canto segundo de su poema «La casa de la memoria», y de Cervantes, con el que le unió una verdadera y larga amistad. Nuestro autor dedicó un soneto a la Calatea (v.) y Cervantes correspondió es­cribiendo, para el Cancionero, un soneto («El casto ardor de una amorosa llama») y unas quintillas («Bien donado sale al mun­do»). Pero es que, además, Cervantes le re­cordó en su «Canto de Calíope («…aquel que de los reinos del aurora / hasta los apartados de occidente / es conocido, ama­do y estimado / por el famoso Lope Maldo­nado») y le salvó en el famoso escrutinio del capítulo V del Quijote (v.): «—Este es, siguió el barbero, El Cancionero de López Maldonado. —También el autor dese libro, replicó el cura, es grande amigo mío, y sus versos, en su boca, admiran a quien los oye, y tal es la suavidad de la voz con que los canta, que encanta. Algo largo es en las églogas, pero nunca lo bueno fue mucho. Guárdese con los escogidos.»