A Buen Juez Mejor Testigo, José Zorrilla

Leyen­da española en verso de José Zorrilla (1817- 1893). Está escrita en octosílabos, alternan­do el romance (v. Romancero) con estrofas de rima consonante. Una muchacha toleda­na, Inés de Vargas, antes de que su pro­metido marche para Flandes le hace jurar, ante el famoso Cristo de la Vega, que a su vuelta se casará con ella. Pasan muchos años antes de que regrese el novio, Diego Martínez; y cuando finalmente Inés vuelve a ver a su amado, éste, que en Flandes con sus hazañas ha llegado a capitán, finge no reconocerla y niega que nunca le prome­tiera la boda. Inés le cita ante el juez; Diego se obstina en negar y cuando el juez pregunta a la joven si puede citar testigos, ella dice que hay uno: el Cristo de la Vega. El tribunal y las partes se trasladan ante la venerada imagen y el canciller interroga al testigo Jesucristo, hijo de María. La ima­gen desclava entonces su diestra descama­da y una voz sobrehumana responde: «¡Sí, lo juro!». La leyenda, traducida por pri­mera vez del latín al castellano en los Mila­gros de la Virgen (v.) de Gonzalo de Berceo, es renovada por Zorrilla con gran deli­cadeza de acentos y con finos detalles descriptivos que preparan el efecto final.

A. R. Ferrarin