Petrarca y el Humanismo, Pierre de Nolhac

[Pétrarque et l’humanisme]. Obra crítica del fran­cés Pierre de Nolhac (1859-1936), publicada en 1892 y reeditada con nuevas adiciones en 1907.

Es uno de los libros capitales de la filología moderna sobre el Humanismo. Los estudios de Petrarca, su amor a la antigüe­dad y a un ideal de belleza que a la vez fuese sabiduría moral y anhelo de eterni­dad, están presentados en un cuadro armó­nico que se vale de todas las finuras filo­sóficas para ilustrar la importancia del poeta y erudito en la Europa del siglo XIV. La preparación filológica de Petrarca, su busca de manuscritos antiguos, sus relacio­nes epistolares, sus embajadas, son revisa­das con sutil comprensión de su mudable psicología, angustiada, pero refinada. Su alma de hambre moderno se revela ya en la complicada blandura de su sentir y de su modo de obrar, de lo que el Cancionero (v.) viene a ser un magnífico documento.

Ante todos los que desconocían la importancia de los testimonios culturales del autor de Las epístolas (v.) y del Secreto (v.), Nolhac muestra la confluencia de la cultura con­temporánea en la meditación solitaria y angustiosa de un espíritu atormentado. Pero bastaría el hecho de que los doctos de toda Europa acudían a este prodigioso autor para probar la importancia de una obra que ilumina la historia de una edad. El libro de Nolhac, junto con la Biblioteca de Fulvio Orsini (v.) y el Erasmo en Italia (v.), constituye una ejemplar ilustración de un momento de la historia humana, difícil­mente superable por la síntesis que da de tantos motivos culturales y literarios.

C. Cordeé