Correcciones a Varchi, Ludovico Castelvetro

[Correzioni al Varchi]. Escrito polémico de Ludovico Castelvetro (1505-1571) propiamente titula­do Correzioni d’alcune cose nel «Dialogo delle lingue» di B. Varchi. Fue redactado al publicarse el Ercolano (v.) de Varchi (1570), y publicado póstumo en 1572. El es­píritu agudo y aun a veces colérico de Cas­telvetro halla siempre su estímulo para una investigación y una discusión, en otro au­tor; en lucha denodada y precisa, su inves­tigación desbroza el camino hacia la ver­dad.

Tal método no fue siempre utiliza­do con ecuanimidad, sino conducido has­ta los extremos de la habilidad dialéctica sólo por el gusto de polemizar: como se ve por el comentario a la canción de Caro, Venid a la sombra de los grandes lirios de oro [Venite all’ombra dei gran gigli d’oro], que suscitó una de las más pesadas polé­micas de aquel siglo. Sin embargo, en las censuras al Diálogo de Varchi el acerbo crítico está movido por un deseo de acla­ración del problema que atenúa la virulen­cia verbal e intenta aportar luz sobre algu­nos problemas gramaticales y filosóficos. En particular Castelvetro ataca la concepción expresada por Varchi, de acuerdo con las opiniones de humanistas italianos, de que los nombres fuesen impuestos a las cosas según el arbitrio de los hombres, y que sería vano estudiar con interés la forma­ción histórica de las palabras y su pro­bable etimología.

Aquí Castelvetro se su­bleva furiosamente y reprocha a su adver­sario que no conoce la razón de las cosas y su afinidad, que es de naturaleza y no de capricho, con las palabras que las repre­sentan. A este valor histórico y social debe añadirse el propiamente filosófico, por el cual la palabra está ligada íntimamente con la cosa y con ella se transforma en el uso. Castelvetro, que por lo demás no profun­diza en la teoría del lenguaje, concibe así con bastante claridad el problema, más allá de las fáciles consideraciones con que Var­chi intentaba sistematizar una cuestión que ni los propios humanistas se habían plan­teado.

C. Cordié