Comentario a Píndaro, Eustacio

Con este título es conocida la introducción de la obra de Eustacio, arzobispo de Tesalónica, docto bizantino del siglo XII; es el único fragmen­to que poseemos del Comentario a Píndaro, el primero cronológicamente de los tres Co­mentarios eustacianos (v. Comentario a los poemas homéricos). La introducción está di­vidida en dos partes: en la primera, Eusta­cio trata del carácter de la poesía pindárica, del estilo y de la lengua del poeta; en la segunda da una biografía de Píndaro que concuerda en lo más importante con las otras biografías pindáricas que conocemos, siendo de ellas sin duda la mejor. La fuente común a todas debió ser el perdido relato de Plutarco. También en esta segunda par­te de la introducción, Eustacio habla de las contiendas olímpicas, del pentatlón y, en fin, de la composición de las estrofas pindáricas. La obra es uno de los mejores frutos de la cultura bizantina, preciosa por muchas informaciones que no nos dan a conocer otras fuentes.

G. Porru