Vienceslav Novak

Nació en Segna el 1.° de septiembre de 1859 y murió el 20 de sep­tiembre de 1905 en Zagreb. Fue uno de los más fecundos y representativos escritores del realismo croata. Hijo de un oriundo de Checoslovaquia, estudió en su ciudad natal y en la escuela magistral de Zagreb. Du­rante algún tiempo enseñó en Segna, des­pués se dirigió a Praga (en 1887), donde se diplomó en el Conservatorio después de largos estudios que su delicada salud hizo más difíciles. La actividad literaria llegó pronto a ser para él, dadas sus limitadas posibilidades económicas, un medio de ga­narse la vida más que una necesidad espi­ritual.

Escribió gran cantidad de narracio­nes y también buen número de novelas. Con diversos seudónimos, colaboró en mu­chos diarios y revistas, desarrollando temas populares, dirigiéndose a la infancia y acen­tuando siempre los motivos sociales. Su experiencia personal le inclinaba a com­prender el sufrimiento de las masas redu­cidas a la miseria en las grandes ciudades y el de la clase intelectual pobre a la que él pertenecía. Novak llegó gradualmente a pro­fundizar en los problemas de la sociedad moderna, expresando fielmente en sus obras literarias la evolución real de su vida. En la novela Pavao Segota se encuentran toda­vía elementos románticos, mientras que en Podgorka aparece viva ya la problemática económico-social que animará las páginas de los últimos escritos, como El subsuelo de la metrópoli [Iz velegradskog podzemlja].

Antes de morir todavía joven, consumido por la tuberculosis, Novak fue profesor de Música en la Escuela magistral de Zagreb. Un año después de su muerte, la Socie­dad Literaria Croata publicó su última novela, Tito Dorchich (v.).

R. Picchio