Thomas Hooker

Nació en 1586 en Marfleld (Leicestershire), en Inglaterra, y murió el 7 de julio de 1647 en Hartford (Connecticut). Frecuentó el Queen’s College de Cambridge y el Emmanuel College; en 1608 obtuvo el título de «Bachelor of Arts», y el de «Mas­ter of Arts» en 1611. Puesto al frente de una parroquia de Surrey, sus convicciones llegaron a ser cada vez más puritanas; luego predicó en St. Mary’s Chelmsford.

En 1630 hubo de abandonar Inglaterra. Tras haber pasado más de dos años en Holanda mar­chó en 1633, con John Cotton y otros par­tidarios del puritanismo, a Massachusetts, donde obtuvo el cargo de pastor de Newton. Poco después, en 1636, él y sus fieles, des­contentos del país, se trasladaron a Hart­ford, y allí figuró H. entre los fundadores del estado de Connecticut. Discutió con John Winthrop de la Mass. Bay Colony sobre el gobierno y la democracia, y sostuvo criterios más liberales que los de sus adver­sarios de Massachusetts.

Hooker pronunció un célebre sermón (cuyos apuntes se conser­van) en el que afirmó la tesis que apoya en el consentimiento popular la base de toda autoridad; tal oración puede conside­rarse uno de los principales documentos de la historia de la teoría democrática norte­americana. Los «¡Ordenamientos fundamen­tales» (o Constitución) de Connecticut fue­ron adoptados en 1639; en ellos adquieren una importancia esencial los ideales demo­cráticos de H. Como réplica a una obra aparecida en Inglaterra escribió una defen­sa del congregacionalismo, publicada póstuma : Examen sumario de la disciplina ecle­siástica (1648, v.); el prólogo, de una sola página, es un compendio no superado de los ideales congregacionalistas. Se deben a H. muchos otros escritos, en particular ser­mones.

L. R. Lind