Thomas Hill Green

Nació el 7 de abril de 1836 en Birkin, en el Yorkshire; murió el 26 de marzo de 1882 en Oxford. Ha sido el más típico representante del idealismo in­glés. Educado en el Balliol College de Ox­ford, fue nombrado «fellow» en 1860, y allí enseñó hasta su muerte, primero como lec­tor y después, a partir de 1878, como profe­sor titular de la cátedra de filosofía moral. Las lecciones de G. se encuentran recogidas en sus dos obras más importantes: Prole­gómenos a la ética (1883, v.) y Principios de obligación política [Principies of Political Obligation, 1895].

El pensamiento de G. nace de la crítica del empirismo de Hume, expuesta en las dos’ Introducciones (1874- 1875) al Tratado de la naturaleza humana (v.) de aquél, y tiende a revalidar la nece­sidad de la existencia de una conciencia absoluta, causa suprema del acaecer y del conocer humano, a la que el hombre debe esforzarse en llegar para dar a sus acciones un alto valor moral. La enseñanza de G., además de ser la primera formulación ori­ginal del idealismo inglés, constituye una de las más importantes direcciones filosó­ficas en Inglaterra durante el siglo XIX.

P. Fadda