Theodor Herzl

Nació en Budapest el 2 de mayo de 1860 y murió en Edlach, cerca de Viena, el 3 de julio de 1904. Es el fundador del sionismo. En 1878 marchó a vivir con su familia a la capital de Austria; gra­duado en Leyes en 1884, inició sus activi­dades jurídicas primeramente en Viena y luego en Salzburgo. Abandonó el Derecho y dedicóse al teatro y al periodismo con notable éxito. En 1891 fue enviado por Neue Freie Presse, el gran periódico liberal vienés, como corresponsal a París, donde si­guió la política de la III República y escri­bió Das Palais Bourbon, conjunto de cua­dros de la vida parlamentaria francesa. El «affaire Dreyfus» dióle conciencia de la tra­gedia de su pueblo; y así, en 1895 publicó en Viena el librito Der Judenstaat, en el cual presentaba a los judíos y a todo el mundo el proyecto de un Estado judío como solución del problema hebraico.

En 1897 creó el Movimiento, la Organización y el Congreso sionistas, y luego el Banco Colo­nial y el Fondo Nacional hebreos; en de­finitiva, pues, quedaban establecidos los organismos esenciales para la realización del plan, y ya aquel mismo año empezó H. la propaganda ante la diplomacia y la opinión pública europeas en favor del re­torno de los judíos a su antigua Tierra de Promisión y de la fundación del Es­tado hebraico. En su opinión era éste una necesidad universal y la única forma de resolver el problema de los hebreos, que, según H., tenía un carácter nacional y no religioso, y había de ser afrontado y dis­cutido en el ámbito de la política mundial. Tales ideas lleváronle a visitar a reyes, príncipes y políticos, desde Londres y San Petersburgo a Constantinopla y Roma, a llamar a las puertas de los millonarios ju­díos y a alentar en las masas los antiguos sueños del regreso a la Tierra Prometida; pero no consiguió obtener resultado prác­tico alguno. Falleció todavía joven, a los cuarenta y cuatro años, puesto que su co­razón no pudo seguir resistiendo aquella lu­cha dura e incesante contra la política y los hombres.

Además de Der Judenstaat escri­bió los Tagebücher, diarios publicados en tres grandes tomos (Berlín, 1922-23), la no­vela utópica Altneuland (Leipzig, 1904), en la que describe la futura Palestina moderna, el drama Das neue Ghetto (1894), Philosophische Erzdlungen (Berlín, 1900), dieciséis comedias de argumento social, y cuentos y apéndices para el gran periódico vienés del que era colaborador. Fundó en 1897 y dirigió el órgano del movimiento sionista Die Welt. Sin embargo, la mayor obra de H. es el estado de Israel, nacido de sus sueños pasados ya algo más de cincuenta años de sus proféticos vaticinios, el 14 de mayo de 1948.

D. Lattes