Sergei Vasilievich Rachmaninov

Nació en Onega el 1.° de abril de 1873 y murió el 28 de marzo de 1943 en Beverly Hills (Cali­fornia). De familia aristocrática, fue alum­no primero del Conservatorio de Petrogrado; después de 1885 a 1891, del de Moscú, donde tuvo como maestros a Siloti, para piano, y a Taneiev y Arenski, para la com­posición. Bien pronto se convirtió Rachmaninov en un notable y célebre pianista, y llevó a cabo innumerables jiras de conciertos por Euro­pa y luego por América, donde acabó por establecerse. Pero Rachmaninov no sólo fue pianista, sino también director de orquesta y com­positor.

Escribió tres partituras teatrales, la más conocida de las cuales es Aleko (1893); dos oratorios, tres Sinfonías (1895, 1907, 1936), diversos poemas sinfónicos (entré otros la divulgada Isla de los muertos, 1907) y gran número de composiciones líri­cas vocales. Su actividad de compositor se consagró con predilección al piano, para cuyo instrumento escribió cuatro Concier­tos con orquesta (1890, 1901, 1909, 1927) y numerosas colecciones de piezas sueltas, en­tre las que sobresalen veinticuatro Prelu­dios (1892, 1903-04, 1910; v. Preludio en do sostenido menor) y quince Études-tableaux (1911 y 1916-17).

C. Marinelli