Ruggero Leoncavallo

Nació en Nápoles el 8 de marzo de 1858 y murió en Monteca­tini el 9 de agosto de 1919. Estudió en el Conservatorio de su ciudad natal, y graduó­se en Letras en la Universidad de Bolonia. Su existencia de artista resultó inicialmente difícil. Luego de haber intentado en vano llevar a la escena su primera ópera dramá­tica, Chatterton, vivió durante algún tiem­po en Egipto y Francia. Vuelto a la pa­tria, en 1892 logró el mayor éxito de su vida con la ópera en dos actos I pagliacci (v.), a la que siguieron, entre otras, La Bohème (1897, v.), Zaza (1900, v.), Gli zin­gari (1912) y Edipo Re (1920). Sobre todo en su obra maestra, reveló una viva con­ciencia teatral y una inspiración fluida y abundante en efectos melódicos, aun cuan­do no siempre cuidada. Compuso también varias operetas de éxito pasajero.

V. Terenzio