Robert Falcon Scott

Nació en Devonport (Plymouth) el 6 de junio de 1868 y murió al regresar del Polo Sur a fines de marzo de 1912. Explorador inglés, formóse en Stoke Damerei y Stubbington House de Fareham, e ingresó a los doce años en la marina bri­tánica. Primer teniente en 1897, fu ele con­fiado un par de años después el mando de una expedición antártica (1901-1904) des­tinada a la exploración de la Tierra Victo­ria y de la Barrera de Ross; en el curso de su misión alcanzó por vez primera, con sus compañeros E. A. Wilson y E. H. Shackleton, la latitud sur 82°, 16′, 33″ (30 de di­ciembre de 1902). Promovido capitán a la vuelta, siguió sirviendo en la marina. En 1908 contrajo matrimonio con Kathleen Lloyd Bruce, de la cual tuvo un hijo. En junio de 1910, conseguidos los fondos nece­sarios, inició con la nave «Terranova» otra expedición antàrtica que pretendía llegar al Polo.

A pesar de las condiciones atmos­féricas adversas logró alcanzar el objetivo, tras una serie de esfuerzos sobrehumanos, el 18 de enero de 1912; sin embargo, vio, con desagradable sorpresa ondear allí la bandera noruega colocada por R. Amund­sen, quien le precediera casi de un mes. Con sus cuatro compañeros, S. inició enton­ces el trágico viaje de regreso, en medio de continuas tormentas de nieve y un frío intensísimo. Tras la muerte de dos de los exploradores, los supervivientes se vieron bloqueados, sin víveres ni combustible, por un violento temporal, sólo a diecisiete kiló­metros de las provisiones, y perecieron de hambre y frío. Una expedición de socorro halló junto a sus cadáveres y al material científico reunido, el diario de S., continua­do hasta el fin; este noble testamento espi­ritual del héroe fue publicado en 1913 con el título La última expedición del capitán Scott (v.).

U. G. Botalla