Partenio de Nicea

Nació en Nicea o en Mirlea de Bitinia, hijo de Heráclides y de Eudora, vivió en el siglo I a. de C.; cayó prisionero de los romanos en la tercera guerra contra Mitrídates (73 a. de C.). Es falsa la noticia de la Suda de que viviera en tiempos de Tiberio, falsedad que procede de una mala interpretación de un pasaje de Suetonio (Tib., 70). Quien lo capturó, cuan­do Partenio tenía alrededor de dieciocho años, fue un tal Cinna, que se ha querido iden­tificar como padre del poeta neotérico C. Elvio Cinna, quien lo habría manumitido. Partenio vivió desde entonces en Roma siempre, o por lo menos en Italia, contribuyendo poderosamente a la influencia ejercida por los poetas griegos — en particular Euforión de Calcis — en el desarrollo de la poesía latina hasta Virgilio.

Escribió a la memoria de su mujer Arete, que le precedió en el sepulcro, un epicedio y un elogio en tres libros, en dísticos elegiacos, en el que se inspiró Licinio Calvo para las elegías a la muerte de Quintilia. La única obra que nos ha llegado de Partenio es una colección de trein­ta y seis cuentos eróticos, Sufrimientos de amor (v.), dedicada a Cornelio Galo. Fue también autor de Metamorfosis, poemas hoy perdidos, de los cuales se incorporaron al­gunos fragmentos en los Sufrimientos de amor.

E. Paratore