Mosé del Brolo

Nació en Bérgamo a finales del siglo XI, de familia noble y acauda­lada; estudió en su ciudad natal. Quizá por motivos comerciales marchó a Constantinopla, en tiempos del emperador Alejo Comneno (murió en 1118). Era secretario y escri­bano de corte cuando, hacia 1120, redactó su obra principal, el Carmen en loor de Bérgamo (v.), pequeño poema latino en alabanza de su patria. Hubo de acompañar después al emperador Juan Comneno en las campañas danubianas de 1128. En aquella circunstancia, envió a su hermano Pedro, prepósito de la catedral de San Alejandro de Bérgamo, la Epístola ex Datia, que es una disertación gramatical; de 1130 es otra Epístola al mismo, con datos interesantes sobre la vida en la capital.

En 1136, a causa de su excelente cultura latina y griega, fue nombrado intérprete en una disputa pública sobre cuestiones religiosas, ocurrida el 11 y el 17 de abril, entre Anselmo, obispo de Havelberg, embajador de Lotario II en la Corte oriental, y Niceta, arzobispo de Nicomedia. Se ha comprobado que Mosé  aún vivía hacia 1156, pero no se tienen más noticias. A su estancia en Constantinopla correspon­de la traducción del .griego al latín de la obra bíblico-dogmática Exceptio compen­diosa de divínitus inspirata scriptura; faltan datos cronológicos sobre la Expositio in graecas dictiones quae inveniuntur in prologis Sancti Hieronymi.

G. Cremaschi