Maurice Hauriou

Nació en Ludéville (Charente) en 1856, y m. en 1929 en Toulouse, de cuya Universidad era, desde hacía ya muchos años, profesor y decano de la Facultad de Derecho. Durante medio siglo estuvo entregado ininterrumpidamente al estudio de los problemas jurídicos y sociales, y tendió siempre a oponer la concepción liberal a las ideologías colectivistas, como único medio posible para la defensa de la civilización. Se le debe una apenas esbo­zada pero muy aguda visión del sindicalis­mo y de las relaciones entre éste y el poder ejecutivo (con particulares referencias a la experiencia fascista) que denuncia el peli­gro de la transformación de los sindicatos en verdaderas tiranías económicas si la fuerza de éstos no está compensada por un fortalecimiento del poder ejecutivo.

Su ideal social se inspira en una concepción en la que la realización histórica de los principios supremos culmina en la civilización cris­tiana. Siguen siendo todavía esenciales sus Principios de derecho público (v.), el Précis de droit constitutionnel (1920) y el Précis de droit administratif (1923), cuyos elemen­tos básicos ya aparecen en La Science sociale traditionnelle (1896), Lecons sur le mouvement social (1899), etc. Éntre los textos me­nores, aparecidos en varias revistas, desta­can singularmente La personnalité comme élément de la réalité sociale (1898), Philosophie du droit et science politique (1899), Les deux réalismes (1912), La souverainet.é nationale (1912), A propos des droits réels administratifs (1914) y L’ordre social, la justice et le droit (1927).

R. Richard