Martin Kukuchin

Seudónimo del escritor eslovaco Matei Bencur, que nació en Jasenová (región del río Orava) el 17 de mayo de 1860 y murió en Lipik el 28 del mismo mes de 1928. Durante cinco años fue maes­tro de su localidad natal, y luego — entre 1885 y 1893 — estudió Medicina en Praga. La obra de Kukuchin refleja en gran parte el am­biente y la vida de Jasenová y de los pueblecitos situados entre Rujomberok y Dolny Kubín, bajo las cumbres del Choch. Los «rozprávky», o cuentos costumbristas, y los bocetos que fue publicando a fines del siglo pasado en la revista Slovenské pohl’ady narran con frío realismo los episodios coti­dianos del pequeño mundo rural. Cabe citar singularmente La vaca manchada [Rysavá jalovica, 1885], Sombra y luz [Tiene i svetlo, 1887], Años de juventud [Mladé léta, 1889], Cuando muera él anciano de Chocholov [Kӗd báchik z Chocholova umre, 1890], Los reclutas [Regruti, 1891], Agua quieta [Tichá voda, 1892] y Dies irae (1893).

En 1894 Kukuchin obtuvo una plaza de médico municipal en la isla de Brazza; fruto de la perma­nencia en ella fue la novela La casa en la ladera (1904, v.), en la que el autor des­cribe la vida de los campesinos en Dalmacia. Entre 1908 y 1922 estuvo en Sudamérica, en Punta Arenas, con los emigrantes croatas; posteriormente evocó las circuns­tancias y los acontecimientos de aquellas colonias americanas de yugoslavos en la amplia y minuciosa crónica La llamada de la madre [Mat’ vola, 1926]. Vuelto a Euro­pa, pasó los últimos años de su vida en Eslovaquia y Yugoslavia.

A. M. Ripellino