Ma Tuan-Lin

(Apelativo honorífico, Kuei Tzû). Nació en 1245 en Lo P’ing (Shansi) y murió en 1322. Vivió, pues, durante el período final de los Sung meridionales (1127-1279) y los inicios de la dinastía mongólica de los Yüan (1279-1368), época de restauración po­lítica y literaria a la cual aportó nuestro autor su propia contribución mediante una interesante obra histórica. Hijo de un alto funcionario, al caer la dinastía Sung retiróse a su localidad natal, en donde su habilidad dialéctica procuróle muchos discípulos pro­cedentes de regiones próximas y remotas. Trabajó durante veinte años en la compila­ción de una célebre miscelánea histórica, titulada Wên Hsien T’ung K’ao (v.) y pu­blicada en 1319 en 348 libros.

La obra en cuestión es una especie de enciclopedia compuesta según el modelo de la precedente T’ung Tien (v.) de Tu Yü, del 800 d. C., y aparece dividida en categorías o temas; pero nuestro autor añadió a su obra cinco títulos que no figuraban en la anterior: la bibliografía («Ching chi»), el linaje impe­rial («Ti Hsi»), las designaciones de los cargos («Fêng Chien»), la uranografía («Hsiang Wei») y los fenómenos («Wu I»). Continua­da luego hasta el s. XVIII, fue muy estu­diada por los europeos, quienes la emplea­ron para sus investigaciones acerca de la Antigüedad. Con frecuencia aparece unida a la obra titulada T’ung Tien y a la Tzû Chih T’ung Chien (v.), de Ssû-ma Kuang, bajo la denominación común Las Tres Enci­clopedias [San Tung]. Su capítulo biblio­gráfico se ha hecho famoso entre los sinó­logos a causa de su útil crítica de los libros antiguos conocidos hasta entonces; presenta, por su parte, un notable interés etnológico la sección de los pueblos extranjeros.

La obra en cuestión es un claro reflejo de la época de transición que atravesaba entonces China, dominada por gentes no indígenas. Su autor, gran patriota, quiso, con ella, mantener en una elevada posición el presti­gio de su patria, para consuelo y aliento de sus coterráneos, que no soportaban a gusto el yugo mongólico.

B. Fedele