Luigi Rasi

Nació en Rávena el 20 de ju­nio de 1852 y murió en Milán el 9 de noviembre de 1918. Hermano menor del actor Giulio Rasi, cursó estudios clásicos en Florencia. En 1872 entró en la compañía Sadowski, después en 1873 pasó a la de Cesare Monti y en 1877 a la de Pietroboni. Habiéndose retirado cinco años después de la escena, asumió la dirección de la Escuela de Reci­tación (Academia de los Fidenti) de Flo­rencia, que abrió no sólo a los aspirantes a actores, sino también a conferenciantes, abogados, etc.: a todos los que querían per­feccionarse en el arte de hablar en pú­blico. El retiro de la escena no fue absoluto, sin embargo: tuvo una compañía propia, la florentina, dirigió otras, a veces formadas por discípulos, y figuró junto a la Duse en algunas giras por el extranjero. Estableció en los locales de la Escuela una biblioteca y un museo teatral, que fueron adquiridos, después de su desaparición, por la Sociedad de Autores y Editores.

Su obra de escritor abrazó diversos campos, desde el estricta­mente literario (traducciones de Catulo, composición de poesías de diversa índole) al teatral. Escaso relieve tuvieron las co­medias (Armando ritorna, 1889; La commedia della peste, 1910), en tanto que, en su tiempo, alcanzaron una cierta populari­dad los monólogos (II libro dei monologhi, 1888; II secondo libro dei monologhi, 1893), interpretados a menudo por él mismo. De notable relieve son sus trabajos teóricos (La lettura ad alta voce, 1883; L’arte del comico, 1890), bastante afortunado II libro degli aneddoti (1891), de real valor crítico La Duse (1901). Pero la obra a la que ha vin­culado su nombre Rasi de un modo durable es la colección de los Cómicos italianos (1897-1905, v.), que redactó en colabora­ción con su mujer Teresa Sormanni, obra de notable interés histórico que sigue sien­do una segura referencia sobre la materia.

G. C. Castello