Fazlallāh Rashīd Ad-Din

Nació en Hamadan hacia 1247 y murió el 17 de julio de 1318, fue uno de los más importantes historiado­res persas. Se dio a conocer como médico del soberano mogol de Persia, Abaqa Khan (1265-82). Bajo Ghazan Khan (1295-1304) llegó al cargo de primer ministro. En tiem­pos de Olgiäitü (1304-16) alcanzó la cum­bre de su carrera política. Presentó a este soberano, que después de haber sido cris­tiano y budista se había convertido al Islam, primero sunnita de rito habafita y por ello chafeita, después chiita, el Giami Ut-tawarikh (v.), cuya compilación había iniciado en 1298 al ser historiógrafo áulico. Hombre fabulosamente rico, empleó sus rentas en obras de utilidad pública. En Sultaniye, la capital de entonces, hizo construir un barrio entero que llevó su nombre, con millares de viviendas, mezquita, escuela, hospital; también en Ghazaniye, al este de Tabriz, surgía por obra suya un suburbio, con un gran canal derivado del Saraurud.

A la muerte de Olgiáitü, sus adversarios reunie­ron sus fuerzas contra él. Después de un proceso fue ajusticiado, junto con su hijo, bajo la acusación de haber facilitado la muerte de Olgiáitü. El cadáver fue expuesto al ludibrio público y el barrio de Sultaniye fue saqueado y destruido. Ochenta años después, Miran-Shah, hijo de Tamerlán, hacía exhumar y depositar en el cementerio hebreo los huesos de Rashīd Parece en efecto que éste, como ya Sad ad-Daula, médico y después ministro de los mogoles de Persia (murió en 1291), pertenecía al Pueblo Elegido. Sólo en edad avanzada se habría convertido al Islam y escribió textos de mística y de teología. Redactó también un tratado de agricultura, arquitectura, ingeniería, etc., que muestra, como también su obra funda­mental, la amplitud de sus conocimientos.

A. Bombaci