Licofronte

Nació en Calcis (isla de Eubea) en los últimos decenios del s. IV; aproximadamente cabe fijar la fecha de su nacimiento hacia 330. De acuerdo con una noticia transmitida por la Suda (v.), fue hijo de cierto Socles, pero debió de ser adoptado por Lieo, historiador de Reggio; tal información, empero, no aparece muy autorizada, y pudo haber sido sugerida a los antiguos por la semejanza de ambos nombres. Indudable es, en cambio, la exis­tencia de una filiación literaria, por cuanto Lico y Timeo parecen ser para Licofronte las fuen­tes de mayor importancia en el conocimiento del mundo occidental cantado en su poesía. Como los principales poetas de aquella época, nuestro autor sintióse atraído por la protección de los Tolomeos; y así, marchó a Alejandría, magnífico centro cultural que desde los comienzos del s. III era la ciudad mayor y más rica del mundo griego.

Cuando en 285 subió al trono Filadelfo, Licofronte recibió el encargo de ordenar para la biblioteca del Museo las obras de los poetas cómicos, de las cuales compuso un catálogo y revisó los textos. Fruto de tal trabajo fue el tratado Sobre la comedia, primer estudio conocido acerca de este género. Junto con Calimaco estuvo como poeta áulico en la corte de Tolomeo Filadelfo, de cuyo favor gozó; así estimulado, interesóse en el resurgimiento de la tragedia, finalidad que le indujo a escribir unos cuarenta dramas; esto le valió el honor de figurar entre los poetas trágicos de la Pléyade. Muy probablemente, pasó en Occidente la última parte de su vida, en contacto con las colonias griegas y el nuevo pueblo que empezaba a consolidar su poder: el de los romanos. De ello se dan numerosos testimonios en Alejandra (v.), en 1474 trí­metros yámbicos y única obra de nuestro autor que ha llegado hasta nosotros; posiblemente, debe de haberse conservado sólo ésta por razón de la curiosidad erudita que inspiraba a los gramáticos pedantes su abuso de las palabras raras, los mitos extraños y las difíciles perífrasis.

L. Marzo Raminella