Léon Frapié

Nació en París en 1863 y murió en 1913. Durante largos años trabajó, casi desconocido, en diarios y revistas.

Sus dos primeras novelas (L’institutrice de province, de 1897, y Marcelin Gayard, de 1902) tam­poco le sacaron de la oscuridad. Finalmente, alcanza la fama en 1904, ya cumplidos los cuarenta años, con La escuela maternal (v.), obra premiada por la Academia Goncourt y en la que aparecen descritas con dulce simpatía las miserias de una escuela de los barrios humildes; se trata de un tema que conmovió e impresionó, y al cual supo vol­ver Frapié con el mismo éxito, y sin abusos, en La boite aux gosses (1907), Les contes de la Maternelle (1910) y Les nouveaux con­tes de la Maternelle (1910).

Son también realistas sus restantes obras narrativas: Les obsédés (1904), L’écoliére (cuentos, 1905), La figurante (1908), Les bonnes gens (1918), Les amies de Juliette (1922), Les filies á marier (1923), La divinisée (1927), etc. Su teatro (Sévérité, en colaboración con P. L.Gamier, Le merveilleux commissionaire, etcétera) ha quedado relegado al olvido.

C. Falconi