Karl Goldmark

Nació en Kezthély (Hun­gría) el 18 de mayo de 1830, murió en Viena el 2 de enero de 1915. Hijo de un pobre cantor de sinagoga, recibió los primeros rudimentos musicales del maestro de es­cuela de su pueblo, hasta que la revelación de sus excepcionales cualidades de virtuoso del violín le procuraron primero el ingreso en la escuela musical de Sopron, después en la de Leopold Jausa y por último en el Conservatorio de Viena en 1847. Sorpren­dido por las vicisitudes políticas de 1848, no pudo volver a Viena hasta 1850, año en que inició su actividad como compositor; su primera obra significativa es de 1857: el Cuarteto en si bemol mayor. Siguieron a ésta la obertura Sakuntala (1865) y la Sinfonía op. 26, que lleva el subtítulo de Bodas campesinas.

Cerca de diez años — du­rante los cuales ejerció también de profe­sor y de crítico — dedicó G. a la compo­sición de la obra La reina de Saba (v.), representada en la ópera de Corte de Vie­na el 10 de marzo de 1875 con extraordi­nario éxito, sobre todo por el hábil uso del color oriental y por su brillante instru­mentación. Siguieron otras cinco óperas, entre otras Merlín (1886) y Goetz de Berlichingen (1908), y otros numerosos traba­jos orquestales e instrumentales.

C. Marinelli