Julio César Germanico

Nació el 14 de mayo del 15 a. de C., murió el 10 de octubre del 19 d. de C. Hijo de Druso, fue adop­tado el año 4 d. de C. por Tiberio, que lo llevó consigo en las campañas de Germania y de Panonia. En el año 13 sustituyó a Tiberio en el mando del ejército del Rin. Logró conquistarse el favor de los solda­dos, que ya habían manifestado una gran fidelidad a su padre y, muerto Augusto, reprimió una revuelta de legionarios que querían marchar sobre Roma.

Del 14 al 16 intentó llevar a buen término la conquista, ya intentada por Augusto, de los territorios comprendidos entre el Rin y el Elba, y logró vencer a Arminio, que había infligido el año 9 una memorable derrota al ejér­cito romano; pero Tiberio lo llamó a Roma, donde G. celebró su triunfo. Ha­biendo obtenido el mando de todas las provincias orientales, el año 18 fue cónsul junto con Tiberio y viajó por Asia: estableció en Armenia un monarca vasallo de Roma y procuró la incorporación al Imperio de Capadocia y Comagene. El año siguiente marchó a Egipto contra la voluntad de Ti­berio, y entró después en abierta pugna con Gneo Calpurnio Pisón, quien había sido nombrado, el año 17, gobernador de Siria para ayudarlo y aconsejarlo, o más bien para vigilarlo.

Cuando G. murió misteriosa­mente en Antioquía, se sospechó que Pisón lo había envenenado. De su mujer Agripina, sobrina de Augusto, tuvo G. nueve hijos, entre los cuales el emperador Calígula y Agripina, la madre de Nerón. Orador, autor ‘ de comedias griegas y de epigramas, conser­vamos de él el arreglo latino de los Fenó­menos (v.) de Arato y de una parte de los Pronósticos (v. Aratea), en estas obras da pruebas de una magnífica cultura científica y literaria.

F. Codino