Jules Sandeau

Nació en Aubusson (Creu­se) el 19 de febrero de 1811 y murió en París el 24 de abril de 1883. Cuando estudiaba leyes en la capital francesa conoció en Nohant a la baronesa Dudevant, la futura George Sand (v.). Al abandonar ésta al esposo en 1831 para iniciar en París su acti­vidad literaria, fue a vivir con Sandeau en el Barrio Latino, donde ambos llevaron una desordenada vida estudiantil. Con la firma Jules Sand empezaron a trabajar para Le Figaro, alentados por el redactor jefe Henri Latouche, y escribieron un cuento, Primera actriz, y una novela, Rose et Blanche (1831). Sin embargo, apenas transcurridos un par de años, tales vínculos se rompieron defini­tivamente y Sandeau prosiguió su labor literaria sin su colaboradora.

Entre sus numerosas novelas cabe mencionar Mariana (1839, v.), que brotó de su experiencia personal y per­mite vislumbrar la figura de George Sand, Le docteur Herbeau (1841), Mademoiselle de Kérouare (1842), compuesta en colabora­ción con Arsène Houssaye, Catherine (1845), Mademoiselle de la Seiglière (1848), que fue considerada la obra maestra de nuestro autor y le inspiró el drama homónimo, La maison de Penarvan (1858) y La roche aux mouettes (1871). Con Émile Auguier (v.) co­laboró en la comedia El yerno del señor Poirier (v.). En 1853 llegó a bibliotecario de la Biblioteca Mazarino, y en 1859 lo fue del palacio de Saint-Cloud, cargo que de­sempeñó hasta la caída del Imperio. En 1858 ingresó en la Academia Francesa. A causa de su estilo preciosista y cuidado, Brunetiére dijo de él que era «el calígrafo del ro­manticismo».

L. Herling Croce