Jules Romains

Seudónimo de Louis Farigoule, novelista, poeta, dramaturgo y en­sayista francés, nació en 1885, en Saint-Julien- Chapteuil (Cévennes). Profesor de filosofía y aficionado a los estudios científicos. Como poeta creó el «unanimismo», nueva manera de sentir y de pensar, basado no ya en el individuo, sino en el grupo humano: una cierta expresión de la vida colectiva, sobria e ingenua, inspirada en la experiencia per­sonal. La escuela fue adoptada por Georges Duhamel y Charles Vildrac, fundadores de la «Abbaye», hermandad laica, inspirada en generosos sentimientos de amistad. En 1908 nuestro autor publicó La vida unánime [La vie unánime], volumen de poesías de acuer­do con la nueva tendencia. Entre las obras de este período cabe citar: Manual de deifi­cación [Manuel de déification], Poderes de París [Puissances de Paris], Los compañeros [Les compains], El vino blanco de la Villette [Le vin blanc de la Villette], Muerte de alguien [Mort de quelqu’un]. Poco después de finalizar la primera Guerra Mundial, Romains abandonó la actividad universitaria para dedicarse plenamente al teatro y a la no­vela.

Ya en 1911 se había asomado a la escena con El ejército en la ciudad [L’armée dans la ville], intento unanimista. En 1920 estrena la tragedia Cromedeyre el Viejo [Cromedeyre-le-Vieil], del mismo carácer que la anterior. Mayor éxito obtuvieron El señor Trouhadec agarrado por el vicio [Monsieur le Trouhadec saisi par la débauche, 1923] y sobre todo Knock, o el triunfo de la Medicina [Knock, ou le triomphe de la Médicine, 1924], magnífica sátira con ca­racteres de farsa. A continuación y con suerte varia, dio a la escena El casamiento de Trouhadec [Le mariage de le Trouhadec], La centelleante [La scintillante], Amadeo o los señores en fila [Amédée ou les messieurs en rang], especie de misterio moderno; El dictador [Le Dictateur, 1926], Démétrios, una feliz refundición de Volpone, de Jonson, el drama Boën sobre el tema de la codicia, etc. En 1932 aparece el primer volu­men de la novela cíclica Los hombres de buena voluntad [Les homnmes de bonne vo­lonté], formidable retablo que refleja la vida de la sociedad francesa desde 1908 hasta los años de la primera postguerra.

El último volumen de los veintisiete de que se compone la obra, apareció en 1947. Poco después de estallar la segunda Guerra Mun­dial y huyendo de los invasores de su patria, Romains residió en los Estados Unidos y en México, donde siguió trabajando afanosamente en su magna obra. En 1938 había dado a la luz El hombre blanco [l’homme blanc], poema épico que canta la solidaridad de la raza blanca con los pueblos de color y el final reinado de la justicia en una «repú­blica universal». Como ensayista es autor de notables trabajos: Problemas de hoy [Problèmes d’aujourd’hui, 1931], Problemas europeos [Problèmes européens, 1933], La pareja Francia-Alemania [Le couple France- Allemagne, 1935], Visita a los norteamerica­nos [Visite aux Américains, 1937], El pro­blema número uno [Le problème numéro un, 1948], etc. La obra vasta y densa de Romains está toda ella impregnada de nobles y generosos sentimientos y de elevadas ideas ten­dentes a la organización de una comunidad humana más justa y más feliz.