Juan Tritemio

(Johann Tritheim o Trittheim). Nació en Trittenheim, cerca de Tréveris, el 1.° de febrero de 1462, y murió el 13 de diciembre de 1516 en Wurzburgo. Hacia los veinte años, y luego de haber huido del hogar y establecido contacto con los ideales humanísticos, sufrió una crisis religiosa e ingresó en la Orden benedictina, en el convento de San Martín de Sponheim (próximo a Kreutznach), del que en 1484 fue nombrado abad. El interés por el hu­manismo que empezó a sentir en los tiem­pos de su juventud, no quedó ahogado entre los muros del cenobio; y así, reunió una biblioteca formada por unos dos mil volú­menes, entre códices y libros impresos, lo cual provocó en los monjes una considera­ble desconfianza.

Llamado a Berlín por el elector imperial Joaquín I de Brandeburgo, permaneció allí sólo durante un breve pe­ríodo, y luego regresó al convento; pero acogido con escasa simpatía, en 1506 pasó al monasterio de San Jaime, en Wurzburgo, de cuya comunidad fue abad hasta el fin de sus días. Compuso más de ochenta obras de contenido histórico o literario, cartas y sermones. Historiador no escrupuloso ni ob­jetivo, modifica tranquilamente la verdad cuando ello puede contribuir a la exalta­ción de los méritos de su Orden religiosa; así ocurre, por ejemplo, en los Anales de Hirsau (v.) o en De origine Francorum (1515). Se inspira en la conciencia nacional de la época su De luminaribus, sive de viris illustribus Germaniae (1490), en abso­luto carente de sentido histórico. Un tomito de Tritemio acerca de la escritura secreta, Stenografia, fue incluido en el índice en 1509.

G. V. Amoretti