Juan León Mera

Novelista y poeta ecuatoriano nació en Ambato en 1832 y murió en 1894. De familia humilde y abandonado por su padre antes de nacer, su formación fue autodidáctica, al amparo de la ternura ma­ternal. Cuando logra llegar a Quito, apren­de pintura y escribe en los periódicos. Se emplea en Correos, llega a diputado con tendencias liberales y acaba por ocupar la presidencia del Senado; pero sus primeras inclinaciones políticas iban sufriendo una evolución que lo acercaba a García More­no, a quien había atacado antaño, y no tardó en convertirse en el más apasionado de los propagandistas católicos. Fue prime­ro amigo, pero después, enemigo irrecon­ciliable de su paisano Montalvo, quien le atacó desdeñosamente y sin piedad; claro que Mera se defendió como pudo.

Era un poe­ta romántico, influido esencialmente por Zorrilla, y que llevó los acentos románticos al tema indígena; y un novelista que lleva su alma poética al indigenismo y construye una novela famosa: Cumandá (v.), que en­tusiasmó a Juan Valera y a muchos de sus coetáneos por el conocimiento que revela de la selva y del indio, pero que está muy lejos de producir la misma impresión en la crítica moderna. Como poeta publicó un volumen de Poesías (1858); el poema La Virgen del Sol (1861), leyenda indígena, verdadera novela en verso, antecedente in­dudable de Cumandá; otra leyenda también en verso de tema colonial Mazorra (1875), y Melodías indígenas (1887, con una reedi­ción de La Virgen del Sol). Es autor de la letra del Himno Nacional de su país.

Como prosista, nos ofrece diversos aspectos: des­de el biográfico (Cevallos, García Moreno y otros), hasta el crítico (Ojeada histórico- crítica sobre la poesía ecuatoriana, 1868, y La Dictadura y la Restauración), pasando por el de novelista, que es, sin duda, el que da más relieve a su personalidad. Ya hemos hablado de la novela que le dio nom­bre y fama, pero es posible que a la larga sean reconocidas como de mayor interés literario algunas de sus narraciones breves, de carácter costumbrista, como Los novios de una aldea ecuatoriana (1872), Entre dos tías y un tío y Un matrimonio inconve­niente. Mera es un excelente escritor, pero no «el de más talento universal que hasta ahora ha producido el Ecuador», como afirma Al­fredo Coester.

J. Sapiña