Juan de Dios Peza

Poeta mexicano nació en la ciudad de México en 1852 y murió en 1910. Estudió Medicina, mas no llegó a ter­minar la carrera. Periodista, secretario de Legación en España y diputado, su ocupa­ción habitual eran las letras, y especialmente la poesía. Escribió mucho, algunos afirman que demasiado, pero no comparti­mos el juicio, porque ni de Campoamor ni de Peza podríamos aventurar la opinión de que si hubieran escrito menos, hubieran de­jado de escribir la parte más prosaica de su producción. ¿Y quién nos dice que el poema excepcional no requiere abundante hoja­rasca para ser logrado? De todos modos, este romántico a la española, tan dentro de la corriente del posromanticismo en lo me­jor de su producción, es el poeta íntimo del hogar. Su grandilocuencia sonora recibe un duro golpe cuando se va su esposa, y ad­quiere un tono lírico de ternura ante su soledad y la de sus dos hijos; es la época de los Cantos del hogar (v.).

Sin embargo y pese a sus prosaísmos, no podemos co­meter la injusticia de afirmar que Peza, el poeta de Fusiles y muñecas, de En mi barrio y de México y España, sea el poeta de un solo poema o de un solo libro, pues en el vasto conjunto de su producción hay otras cosas estimables: Poesías (1873); Canto a la patria (1876); Horas de pasión (1876); Can­tos del hogar (1884); La musa vieja (1889); La lira de la patria (1890); Hogar y patria (1891); El arpa del amor (1891); Recuerdos y esperanzas (1892); Flores del alma (1893); leyendas, monólogos, tradiciones, seleccio­nes de sus poesías y su último volumen: Hojas de Margarita (1910). Escribió tam­bién en prosa artículos y obras de crítica literaria (Poetas y escritores mexicanos, La lira mexicana) y un estudio de Benito Juá­rez (1909). E intentó el teatro en su juven­tud: La ciencia del hogar (1874), últimos instantes de Colón (1874) y Un epílogo de amor (1875).

J. Sapiña