Joseph Priestley

Nació en Fieldhead (Yorkshire) el 13 de marzo de 1733 y murió en Northumberland (Pennsylvania, EE. UU.) el 6 de febrero de 1804. Su padre era un mo­desto artesano no-conformista (calvinista) y el amor paterno por la libertad religiosa fue sentido ardientemente por el hijo du­rante toda su vida. A los doce años asistía a la modesta escuela del pueblo, pero un ministro protestante, Kirby, tomó a su car­go los gastos de su instrucción: a los veinte años, el joven era ya muy docto en las ciencias y en las lenguas antiguas. Enviado en 1752 al seminario calvinista de Daventry, comenzaba en 1755 el ministerio, pri­mero en Needham Market (Suffolk) y luego en Nantwich, donde abrió una pequeña es­cuela elemental en la que, junto a los rudi­mentos de lectura, escritura y Biblia, se hacían también experimentos científicos. Allí inició sus estudios sobre la electrici­dad, que prosiguió en Warrington, adonde fue llamado en 1761 como profesor de latín y de griego. Aunque todavía no había pu­blicado ningún escrito importante, era ya célebre en 1766, por lo que fue elegido socio de la Royal Society. Pero al año siguiente salía la History of Electricity, que incorpora también algún trabajo original.

Nombrado ministro de la Mili Hill Chapel de Leeds escribió obras contra la política reacciona­ria del gobierno, entonces en guerra con los colonos americanos; pero al mismo tiempo, inició aquellos experimentos químicos sobre los «aires» que habían de proporcionarle la fama más duradera. En 1772 (año en que fue nombrado socio extranjero de la Académie des Sciences) acepta el cargo de secre­tario de lord Shelburne y viaja con él por Europa; en 1774 conoce personalmente a Lavoisier y le comunica el método con el cual había logrado unos meses antes prepa­rar «aire deflogisticado», es decir oxígeno. Son éstos los años más fecundos de la vida de Priestley: publica en 1772-77 los Institutes of Natural and Revealed Religión, en 1777 las Disquisitions relating to Matter and Spirit, y en 1774 el primer volumen de lo que será su obra maestra científica, los Experimentos y observaciones sobre las diferentes espe­cies de aire (v.), que continuará después durante más de un decenio, hasta 1786. En 1780 abandona a su amigo lord Shelburne y vuelve al ministerio religioso: va a Birmingham como ministro de la New Meeting Society.

Allí traba amistad con ilustres cien­tíficos, como James Watt y Erasmo Darwin; continúa sus trabajos sobre el aire y su polémica político-religiosa contra el gobier­no y la Iglesia ingleses, publicando la His­tory of the Corruption of the Christianity (1782) y los dos primeros volúmenes de la General History of the Christian Church (1790). La figura de este extraño sacerdote, no conformista en religión, materialista en filosofía y jacobino en política (tomó par­tido por los colonos americanos contra el go­bierno inglés y, más tarde, simpatizó con la Revolución francesa), no era muy popular. Los conservadores atizaron contra él a la plebe que, indignada porque el 14 de julio de 1791 un grupo de demócratas (entre los cuales, por lo demás, no figuraba Priestley) había festejado el aniversario de la toma de la Bastilla, invadió la casa y la iglesia quemándolo todo. Siguieron a este suceso años tristes para Priestley; marchó a Londres, aparen­temente respetado, pero vigilado por la policía y evitado incluso por sus colegas de la Royal Society. De modo que en 1794 se decidió, como otros muchos europeos antes y después que él, a buscar la paz y la liber­tad en América: marchó a Northumberland donde todavía publicó los Experiments and Observations relating to the Analysis of Atmospheric Air (1800) y los dos últimos vo­lúmenes (1800-1802) de la History of Chris­tian Church.

G. Preti