Joseph Joachim Raff

Nació en Lachen (Zürich) el 27 de mayo de 1822 y murió en Francfort del Main el 25 de junio de 1882. Recibió educación literaria y científica en el liceo de los Jesuítas de Schwyz pero, como las condiciones económicas de la familia no le permitían continuar los estu­dios emprendidos, se vio obligado a estudiar la carrera de maestro de escuela para contar con un medio de vida. Con todo, no renun­ció a la música, y superando toda suerte de dificultades estudió como autodidacto, pero con resultados excelentes, piano, violín y composición. Algunos de sus ensayos, que quizá sin ninguna esperanza había enviado a Mendelssohn, fueron juzgados favorable­mente por el célebre músico, quien le pre­sentó con palabras de viva recomendación al editor Bretkopf & Härtel. Conoció a Liszt, el cual, con su proverbial generosidad, le concedió amplia ayuda y estimación.

En 1846 acompañó a Mendelssohn a Colonia y allí escribió ensayos críticos para la re­vista Caecilia. Mientras tanto continuaba esforzándose en rellenar las lagunas de sus estudios juveniles. Tanta perseverancia que­dó premiada por la estimación que le demos­traron los músicos más renombrados, los cuales contribuyeron notablemente a su fama. Su actividad de músico continuó desenvolviéndose, abundante en satisfaccio­nes y honores: sus obras obtenían el favor del público y premios académicos. Muy apre­ciado como profesor de piano, recibió en 1877 el nombramiento de director del Con­servatorio de Francfort. A pesar de todo ello, ante la crítica moderna aparece R. como compositor hábil en la técnica pero carente de genio inventivo. Compuso obras cora­les, once sinfonías, entre las cuales En el bosque op. 153, música de cámara, dos ro­manzas para trompa, la ópera cómica Dame Kobold (1870), lieder, duetos vocales y nu­merosísimas piezas para piano.

B. Boccia