Aleksandr Nikolaevich Radishchev

Nació el 20 de agosto de 1749 en la hacienda familiar de Verchnee Obliazovo, a 120 verstas de Moscú y murió en Petrogrado el 12 de septiembre de 1802. Estudió en el Cuerpo de Pajes de Petrogrado; de allí, por orden de Catalina II fue enviado en 1766 con otros once adolescentes a completar sus estudios en Leipzig, donde experimentó sobre todo la influencia de Helvétius, Raynal y Rousseau. Durante su estancia en el extranjero trabó amistad con F. V. Uchakov, a quien llamó «guía de su juventud» y fue efectivamente un joven de excepcio­nales cualidades, como el mismo Radishchev puso más tarde en evidencia describiéndonos su vida y su muerte prematura. De regreso en Petrogrado en noviembre de 1771, ingresó Radishchev como funcionario en el Senado. Al año siguiente trabó conocimiento con N. I. Novikov (v.) quien le estimuló en sus estudios, cuyo primer resultado fue la traducción de la obra del abate de Mably Reflexiones so­bre la historia griega.

Durante algunos años la carrera literaria de Radishchev pareció limitada a esta traducción, quizá también porque los diversos cargos que desempeñó entre 1775 y 1783 le impidieron dedicarse a obras históricas, literarias y filosóficas como ha­bría deseado. Pero en 1783 su oda A la libertad atrajo de nuevo la atención de sus amigos, a los que revelaba el progreso que las ideas «liberalizantes» de Radishchev habían reali­zado durante aquellos años. De esta oda nació la que fue llamada después escuela de los poetas «radishchevianos». Un año im­portante para Radishchev fue el 1789, cuando publicó la Vida de F. V. Uchakov y obtuvo permiso de la censura para publicar el Viaje de San Petersburgo a Moscú (v.), comenzado en 1785 y terminado en 1788 (es inexacta la noticia de que se le había denegado el per­miso). El libro fue impreso en 1790 e in­mediatamente requisado. Al mismo tiempo, la emperatriz daba orden de detención con­tra su autor, el cual era condenado a muerte el 24 de julio de 1790, pero la pena le fue conmutada por la de destierro en Siberia durante diez años.

La Revolución francesa había modificado por completo la actitud de Catalina, y de ninguna manera podían serle gratas las ideas expresadas por su súbdito contra el régimen de servidumbre de la gleba, para mostrar los abusos del cual se había escrito el Viaje de San Petersburgo a Moscú. Al subir al trono Pablo I, le fue levantado a Radishchev el destierro, pero no por ello alcanzó plena libertad de movimientos, ya que se le obligó a vivir en su hacienda. Allí trabajó en un pequeño poema sobre el cantar de gesta Bueves d’Hanstone (v.) y en otras poesías. En 1801 le fue concedido el derecho de establecerse donde quisiera, pero a consecuencia de los sufrimientos padecidos empezó a sentirse gravemente enfermo y en una crisis de melancolía se suicidó al año siguiente.

E. Lo Gatto