John Marston

Nació probablemente en Coventry en octubre de 1576 o, según otros, en 1575, y murió en Londres el 25 de junio de 1634. Su madre, María Guarsi, era hija de un médico italiano establecido en Londres. Marston estudió en el Brasenose College de Ox­ford, donde se graduó en 1594. Contra los de­seos del padre, quien hubiese querido verle en el ejercicio de la profesión forense, de­dicóse pronto a las letras y alcanzó rápida­mente la fama. Su primera obra, aparecida en 1598, es el poema licencioso The Metamorphosis of Pigmalion’s Image: and certain Satyres, que, objeto de numerosos y violen­tos ataques, fue condenado y llevado a la hoguera por el arzobispo de Canterbury. Un revuelo parecido provocó El azote de la villanía (v.), colección de once sátiras publicada en aquella misma fecha bajo el seudónimo de W. Kinsayder y cuyas impre­sión y venta fueron prohibidas el año siguiente.

La producción teatral de Marston inició­se con dos tragedias, una de ellas continua­ción de la otra: Antonio y Melida (v.) y Antonio’s Revenge, escritas en 1599 ó 1601 y aparecidas en 1602. Estas obras, toscas, declamatorias y de estructura deficiente, contienen, sin embargo, pasajes de vigor admirable; ello, empero, no evitó a su autor la sátira de Ben Jonson, quien le ridiculizó en Poetastro (v.). Es curioso com­probar que El descontento (1604, v.) tragicomedia mucho mejor construida, está dedi­cada precisamente a Ben Jonson; siguieron luego The Dutch Courtezan (1605), Parasitaster} or the Fawne (1606) y La maravilla de las mujeres, o La tragedia de Sofonisba (1606, v. Sofonisba). En 1605 escribió tam­bién Marston, en colaboración con Chapman y Jonson, una de las comedias más lozanas y famosas de la época: Eastward Ho! En 1613, finalmente, y de nuevo en 1616, anó­nima, apareció impresa la tragedia La con­desa insaciable (v.), escrita, en opinión de algunos, varios años antes, sin duda en colaboración con el actor William Barksteed.

Según parece, en torno a 1607 Marston, quien había contraído matrimonio con Mary Wikes, hija de un influyente capellán de la corte, abandonó su actividad de escritor. Algunos años después inició una larga y oscura carrera eclesiástica. En 1616 obtuvo un beneficio en Hampshire, del que disfrutó hasta 1631. A su muerte fue sepultado en la Temple Church de Londres.

M. Colombi Guidotti