Johannes Linnankoski (Vihtori Peltonen)

Nació en Askola (Finlandia meridional) el 18 de octubre de 1869 y murió en Helsinki el 10 de agosto de 1913. Era hijo de campe­sinos, y al principio ejerció ocupaciones ma­nuales. Durante dos años, de 1888 a 1890, frecuentó la escuela profesional de Jyväskylä, que dejó para emplearse en una edi­torial de Porvoo. En 1899, resuelto a no ser sino escritor, abandonó este empleo. Fer­viente idealista, y al mismo tiempo, por razón de su origen, hombre de sentido prác­tico, trabajó activamente en favor del bien­estar público mediante numerosos textos de divulgación y con el ejemplo. Su arte na­rrativo, si bien afectado por las intenciones moralizadoras, ofrece una áspera lozanía absolutamente espontánea.

La novela La can­ción de la flor escarlata (1905, v.) está llena de una profunda conciencia de comunión con la naturaleza. La extensa narración La lucha por el poder de Heikkilä [Taistelu Heikkilän talosta, 1907] ofrece un negro episodio de alcoholismo. Más equilibrada re­sulta la psicología de los personajes en la novela Los fugitivos (1908, v.). Linnankoski escribió también para el teatro; citemos aquí La lucha eterna [Ikuinen taistelu, 1903], obra en la que aparecen Caín y Abel, Las maldi­ciones [Kirot, 1907], drama alegórico sobre las condiciones políticas de la época, Sansón y Dalila [Simson ja Delila] y La hija de Jefté [Jeftan tytár], ambas obras de 1911. Su última producción fue el repertorio de cuentos Briznas [Sirpaleita, 1913].

R. Wis