Jean de Jandun

Nació en Jandun (Ardenas) durante la segunda mitad del si­glo XIII y murió en Todi en 1328. Estudió en la Universidad de París, donde, una vez graduado, enseñó Filosofía. Fue también «magister artium» del Colegio de Navarra. El 13 de noviembre de 1316 recibió del papa Juan XXII una canonjía en el cabildo de Senlis. Averroísta, defendió tenazmente sus teorías contra el tomismo dominante. Su nombre, empero, se halla vinculado singu­larmente a la colaboración que prestó a Marsilio de Padua para la redacción de Defen­sor de la paz (v.), obra terminada el 24 de junio de 1324. J. dio al texto en cues­tión un sello filosófico. Su participación en el mismo fue tan notable que se vio com­prendido en la excomunión lanzada por Juan XXII el 23 de octubre de 1327 (tras una condenación menos fuerte, de 1326) contra los autores del libro.

Estos, no obs­tante, ya con motivo de la primera con­dena habían buscado refugio en la corte de Luis el Bávaro, de quien llegaron a ser consejeros. El 1.° de mayo de 1328 J. fue nombrado por el obispo de Ferrara; pero la muerte se lo llevó antes de que pudiera ocupar la sede episcopal. Frecuentemente ha sido confundido con Jean (o Henri) de Gand; y así, algunas obras aparecen atri­buidas indistintamente a los dos. Entre las más notables que salieron de su pluma cabe citar una serie de comentarios a textos de Aristóteles (Quaestiones in XII libros meta- physicae; in libros animae; in libros de coelo et mundo, etc., editadas en Venecia de 1473 a 1525 y reimpresas varias veces), e In Averroem de substantia orbis (Vene­cia, 1481); es también interesante De laudibus Parisius, en Paris et ses historiens au XIVe et XVe siècles, obra dirigida por Le Roux de Lincy y Tisserant (Paris, 1868). El autor nos ha dejado noticia de algunos textos perdidos en la actualidad.

P. Raimondi