Hviezdoslav

Seudónimo de Pavol Országh, que nació en Vyshny Kubín el 2 de febrero de 1849, y murió en Dolny Kubín el 8 de no­viembre de 1921. Mientras cursaba la se­gunda enseñanza en Miskolc (Mishkovec) y Kejmarok escribió sus primeras poesías en húngaro, según el espíritu de Petofi y Arany. Más tarde escogió la lengua eslovaca, y ya en 1868 publicaba un repertorio inicial titulado Prímulas poéticas de Jozef Zbransky [Básnické prviesenky Jozef a Zbranského]. En Preshov frecuentó la facultad de Juris­prudencia, y ello le puso en contacto con otros jóvenes literatos que trabajaban en favor de la causa eslovaca; y así, en 1871 redactó, junto con Koloman Banshell, el almanaque Adelante [Napred].

En 1879 abrió un despacho de abogado propio en Námestov; en la serena soledad de esta población de la Orava superior escribió al­gunas de sus obras más significativas, como el poema La esposa del guardabosque (1886, v.), abundante en descripciones del paisaje eslovaco, el sugestivo idilio Pastos noctur­nos [Na obnócke, 1889], la doble crónica Ejo Vlkolinskij (1890) y Gábor Vlkolinsky (1897-99) y otros textos épicos. A fines del siglo retiróse definitivamente a Dolny Kubín, y pasó el resto de su vida en la mon­tañosa Orava. Formado en la tradición evangélica a través del estudio de la Biblia Kralická y de la Cithara Sanctorum de Tranovsky, renovó el filón de la poesía bí­blica eslovaca; en este aspecto son obras únicas de la literatura moderna sus poemas Agar (1883), Ráchel (1891), Kain (1892), El sueño de Salomón [Sen Shalamúnov, 1900] y la tragedia Herodes a Herodias (1909).

Delicado traductor de escritores extranjeros (Shakespeare, Goethe, Pushkin, Lermontov, Slowacki, Petofi, Madách y Arany), H. en­riqueció la literatura eslovaca con nuevas formas y acentos poéticos, como lo demues­tran sus diversas colecciones líricas, desde Ramitos [Letorosty, 1885, 1886-87, 1893-95] y Sonety (1886) hasta Lamentos [Stesky, 1903] y Resonancias [Dozvuky, 1910]. Figu­ró entre los más activos defensores de la unidad checoslovaca, y en mayo de 1918 participó en Praga en las ruidosas manifestaciones de protesta contra la monarquía austro-húngara.

A. M. Ripellino