Hermann Götze

Nació en Königsberg el 7 de diciembre de 1840, murió en Hottingen el 3 de diciembre de 1876. Aunque mostró una precoz disposición natural para la mú­sica, no comenzó el estudio del piano y de la composición hasta 1860, en el Conserva­torio Stern de Berlín. En 1863 era organista en Winterthur (Suiza) y, a partir de 1867, también en Zürich. Después de haber puesto música a Los tres reyes magos de Widmann (1866), se dedicó a la composición de La fierecilla domada (v.), sobre un libreto ex­traído de Shakespeare por el mismo Wid­mann.

Esta ópera ocupó, puede decirse, toda su vida: no se representó, en efecto, hasta el 11 de octubre de 1874 en Mannheim. Fue muy aplaudida y reveló un compositor re­finado y original, al que se quiso contra­poner a Brahms. Especialmente feliz es la caracterización del personaje de Catalina, con sus rasgos de profunda melancolía: es la nota característica de las obras mejores de G. el Trío op. 1, el Quinteto op. 16, la Sonata op. 17 y el Concierto op. 18. Inferior aparece, en cambio, su Francesca da Rimini, que quedó incompleta, y fue representada en Mannheim el 30 de septiembre de 1877, después de la muerte del autor.

C. Marinelli