Hégésippe Moreau

Nació en París el 9 de abril de 1810, y allí mismo murió el 20 de diciembre de 1838. Hijo natural de un profesor, fue llevado todavía niño a Pro­vins, donde su padre había obtenido una cátedra en el colegio de esta ciudad. Muerto el padre en 1814, la madre entró al servicio de Mme. Guérard, que se ocupó del niño, haciéndolo instruir a sus expensas en los seminarios de Meaux y de Avon, donde Moreau terminó los estudios clásicos. Muerta tam­bién su madre en 1823, fue aprendiz de un tipógrafo de Procins, Théodore Lebeau, para cuya hija Louise escribió sencillas poesías de amor y delicadas narraciones en prosa, aparecidas después respectivamente con el título de Poésies (1833) y Contes à ma soeur (1851, v. Cuentos). A los 19 años marchó a París, ansioso del éxito literario, y en­contró una colocación de cajista en la im­prenta Firmin-Didot; la revolución de 1830 lo vio en las barricadas, rebelde y generoso al mismo tiempo, hasta el punto de salvar a un suizo herido, con peligro de su vida.

Habiendo quedado sin trabajo a causa de las huelgas, se dedicó a dar clases particu­lares con escasa ganancia, abandonándose a una vida desordenada de vagabundo, en busca de un techo. Llegó hasta el extremo de hacerse detener muchas veces para tener comida y alojamiento en la cárcel; habiendo enfermado, fue acogido en el Hospital de la Caridad e intentó contagiarse tocando lechos y vestidos de coléricos allí hospita­lizados. Una vez curado, volvió a Provins, a casa de una familia amiga; fundó un pe­queño diario, Diógene, de carácter político- satírico, que provocó escándalo, por lo que volvió a París (1834), reanudando su ator­mentada vida de vagabundo; de nuevo las lecciones, los empleos temporales, el ham­bre. En 1838, pocos días antes de su muerte en el Hospital de la Caridad, publicó un editor, en edición de lujo, una selección de sus poesías: Miosotis (v.), a la que está vinculada, así como a los Cuentos, la fama de este poeta, romántico en su breve vida y en sus obras.

P. Raimondi