Halldór Kiljan Laxness

Nació en Reyk­javik el 23 de abril de 1902, en una fami­lia de agricultores. Sustituyó su apellido Gudhjónsson por el nombre del campo pa­terno, Laxness. En 1919 escribió su pri­mera novela, El hijo de la naturaleza [Barn nátturúnnar]} efusión naturista de influjo roussoniano, pero abundante en notas personales. Luego de prolongados vagabundeos por Europa y América, en 1922 reaccionó frente a la confusión de la primera pos­guerra con su conversión al catolicismo (al bautizarse asumió el nombre de Kiljan) y el ingreso, en busca de la paz, en el con­vento de Saint-Maurice-de – Clervaux, en Luxemburgo. Sin embargo, el claustro no constituyó sino una etapa; y así, en 1924, Laxness reanudó su actividad literaria con la novela Bajo la cumbre sagrada [Undir helgahnúk], a la que siguió El criterio cató­lico [Katholsk vidhorf, 1925], polémica di­recta contra el expresionismo de tendencia marxista de Thórbergur Thórdharson, cuya influencia resulta, empero, innegable ya en la caótica y contradictoria novela El gran tejedor de Cachemira [Vefarinn mikli frá Kasmír], iniciada en Sicilia en 1927.

Los viajes sucesivos a los Estados Unidos (1927-1929) y a la Rusia soviética maduraron muy pronto la conversión de Laxness al credo mar­xista, como revela claramente la colección de ensayos El libro del pueblo [Althydhubókin]. Entregóse luego a la política como «socialista de izquierda». Lo mejor de su producción lo constituyen, seguramente, las novelas de Salka Valka Tu pura vid [Thu vinvidhurhreini, 1931] y El pájaro de la orilla [Fuglinn i fjórunni, 1932], en las que las aventuras de la protagonista Salka y de todo un solitario pueblo de pescadores apa­recen narrados con un realismo, frecuen­temente crudo, que no excluye la poesía ni la delicadeza del análisis psicológico. Siguieron más tarde la novela Gente independiente (v.) [Sjálfstaett fólk, 1934-35] y la vigorosa y poética tetralogía ¡acerca del poeta ólafur Kárason, símbolo de Islandia: La luz del mundo [Ljós heimsins, 1937], El castillo del país del verano [Hóll sumarlandsins, 1938], La casa del poeta [Hús skáldsins, 1939] y Belleza del cielo [Fegurdh himinsins, 1940]. El amor a la patria y el orgullo nacional le inspiraron, durante la segunda Guerra Mundial, la trilogía his­tórica sobre Jón Hreggvidsson integrada por La campana de Islandia [Islandsklukkan, 1943], La muchacha rubia [Hidh Ijósaman, 1945] e Incendio de Copenhague [Eldur i Kaupinhafn, 1946].

Cada vez más vinculado, sentimental y literariamente a la antigua cultura indígena, escribió en 1945 un elogio de la literatura nórdica en la revista 1930) Tímarit Máls og Menningar (El diario de la lengua y de la cultura; cfr. también el artículo sobre el mismo tema publicado igualmente en dicho periódico en 1949). En­tre las últimas obras de Laxness cabe mencionar la sátira contra la burguesía La era atómi­ca [Atomstódhin, 1948] y la novela paró­dica Heroica [Gerpla], iniciada en Roma en 1948 y terminada en 1952, que presenta la figura del santo rey Olaf. La composi­ción del texto autobiográfico Partí de casa [Heiman ek fór, 1952] pertenece al período católico. Activo adepto del movimiento co­munista de los «Partidarios de la Paz», fue galardonado con el premio Stalin, al que siguió, en 1955, el Nobel, «debido a su pro­ducción épica, renovadora del arte y la lite­ratura islandeses».

A. Manghi